Blogia
rarasenfermedades

Artritis Crónica Juvenil

Artritis Crónica Juvenil

Descripción

La Artritis Crónica Juvenil es una enfermedad reumática rara, de la infancia caracterizada por la inflamación crónica de las membranas sinoviales (membranas del tejido conectivo que se encuentran entre ciertos huesos y en las articulaciones móviles).

Los niños con esta enfermedad presentan por lo general artritis (inflamación de las articulaciones), con hinchazón, y dolor de las articulaciones afectadas. En los casos severos, la destrucción importante de las membranas sinoviales y las estructuras articulares asociadas pueden originar, en ocasiones, una alteración en el desarrollo, una limitación de la movilidad, y la posible deformidad de las articulaciones afectadas. 

 Se desconoce la causa exacta de esta enfermedad. 

Tratamiento no farmacológico

El tratamiento de la artritis crónica juvenil

(ACJ) tiene, como en cualquier otra enfermedad

crónica pediátrica, dos vertientes, la

puramente farmacológica y la no farmacológica.

Ambos aspectos del tratamiento son complementarios

e interdependientes, y deben de

ser aplicados simultáneamente.

El tratamiento no farmacológico comprende

tres aspectos:

1 . La i n f o r m a c i ó n a la familia

2. La atención al desarrollo somático y psicológico

3. La fisioterapia, aspecto fundamental del

tratamiento y frecuentemente olvidado

por las dificultades para llevarlo a la práctica

en nuestro medio. 

¿A QUIÉN AFECTA?

Generalmente es más frecuente en las niñas y comienza entre el primero y cuarto año,

aunque cada tipo de artritis tiene preferencia por un grupo de edad y sexo diferentes. Se ha

descrito en todas las razas.

Se diagnostican 10 casos nuevos al año por cada

100.000 niños menores de 16 años, por lo que aproximadamente uno de cada mil niños en

el mundo padece artritis crónica.

¿CÓMO Y PORQUÉ SE PRODUCE?

La causa exacta es desconocida. No está producida por gérmenes por lo que no es una

enfermedad infecciosa y no se cura con antibióticos ni es contagiosa.

El clima húmedo y frio y los traumatismos no producen la enfermedad.

Tampoco se hereda pero sí influyen factores hereditarios y es probable que

otro miembro de la familia tenga alguna forma de artritis. Algunos niños

tienen una especial predisposición genética y si coincide con otros factores todavía desconocidos

(ambientales, tóxicos, hormonales, virus) se producen unas

alteraciones autoinmunes. Es decir que el propio sistema inmunológico

o de defensa del niño contra las infecciones , ‘ataca’

o ‘reacciona’ contra su propio organismo, especialmente a

nivel de la membrana sinovial que recubre las articulaciones,

dando lugar a la inflamaciòn crónica de la misma o artritis.

La lesión inicial es la ‘inflamación de la membrana sinovial’;

ésta membrana va aumentando de grosor, (o sinovitis), y

produce mayor cantidad de liquido de lo normal, (o derrame),

distendiendo la cápsula y los ligamentos

 

  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres